Sunset Lookers

Cuesta creer que Madrid esconda sitios como este, auténtico remanso de paz en pleno corazón de la ciudad. Estamos en Sunset Lookers, la azotea del Hotel Santo Domingo situada en la séptima planta del edificio. Un hotel de cuatro estrellas ubicado en la plaza del mismo nombre, aunque la agitación de la Gran Vía, Preciados o San Bernardo poco –o nada- tiene que ver con el ambiente que allí se respira.

Música chill out, dos alturas (sofás blancos y mesas bajas en la primera; veladores y taburetes en la superior) y vistas 360º sobre el Palacio Real y los tejados del Madrid de los Austrias. Pero sobre todo, la piscina que, como viene siendo habitual en estos privilegiados rooftops, solo está abierta durante el día para el disfrute de los clientes del hotel. La diferencia en este caso radica en que, al caer la tarde, una estructura abatible de metacrilato (que por la mañana actúa como techo) desciende sobre el agua cubriendo toda la superficie de la piscina para poder caminar sobre ella. Así que, inevitablemente, sigue acaparando todo el protagonismo a cualquier hora del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *